Niños Felices ¿Cómo?

Hay evidencia científica que apoya la idea de que la felicidad es un estado que te hace vivir más y mejor. Vamos a intentar entender mejor qué es la felicidad y cómo ayudar a nuestros hij@s a vivir lo más cerca posible de ella.

Hay estudios que hablan de la importancia del buen humor, de los buenos sentimientos y de los pensamientos positivos en la calidad de vida y salud global de la persona.

Dicen los expertos también que el impacto de la felicidad en la salud no tiene que ver con un momento de felicidad puntual sino con una vida larga en plenitud. La felicidad no es un destino sino una manera de viajar.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hij@s a vivir en plenitud y disfrutar de sus vidas?

Para empezar, es muy importante tratar de respetar al máximo sus valores, su manera de pensar, sentir y hacer. En resumen, respetar a nuestro hij@ tal y como es.

Los niñ@s son como las bellot@s, ya tienen dentro todo lo necesario para convertirse en un fuerte y bello roble. Cuando un jardinero planta una bellota, no trata de cambiarla ni meter nada dentro de ella. Simplemente, busca tierra fértil, la riega y la expone al sol. Esa bellota, con el tiempo, sí o sí se convierte en un roble. Hay robles más altos, más pequeños, más grandes…pero todos son robles.  Igual pasa con los niñ@s. No trates de cambiarlos ni meter nada dentro de ell@s, sino trata de sacar todo aquello que esconden, porque, sí o sí, tu hij@ se convertirá en un roble.

Muchas veces nos cuesta aceptar lo que son o tratamos de que sean algo que creemos que es mejor. No hay que buscar niñ@s iguales ni niñ@s que se parezcan a nadie. Se trata de dejar que los niñ@s sean lo que son, con su autenticidad y originalidad, porque es allí donde nace su felicidad y puede empezar a construir el viaje de su vida.

‘El amor verdadero es el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es.’ Jorge Bucay.

En una palabra, ¿quién e stu hij@? Si por ejemplo él/ella fuera una imagen, ¿cuál sería? Dibújala.

Una vez lo descubres y respetas quién es tu hij@, debes ayudarle a potenciar todo aquello en lo que destaca, aquello que yo llamo sus pequeños ‘súper-poderes’.

 

 

¿Cuál es el súper-poder de tu hij@? Sir Ken Robinson en su libro, ‘El Elemento’ nos cuenta que la vida es más positiva y más feliz desde aquello que innatamente tenemos facilidad en hacer; desde nuestras habilidades y fortalezas.

Ayuda a tu hijo a descubrirse y conocer qué le gusta y en qué es bueno. No importa lo que sea, lo que importa es que con lo que haga se sienta fuerte y feliz.

No se trata de luchar por aquello que debemos ser sino amar aquello que somos. ‘Simplify your life’…

Tenemos un hábito social muy marcado y sin darnos cuenta tendemos a juzgar y criticar a los demás, sin más. Pasa incluso también con nuestr@s hij@s. Tendemos a poner el foco en lo que no tienen en lugar de ponerlo en lo que sí tienen. De allí nacen las famosas etiquetas,  ‘es movido’, ‘es gritón’, ‘es malo’, ‘es vago’, ‘es lento’, ‘es un desastre’, ‘es tozudo’.

  • ¿Qué impacto han tenido en tu vida las etiquetas?

Las etiquetas no le sirven a nadie, lo único que hacen es quitarte poder y sin duda felicidad ya que no te permiten ver más allá de ella.. Las etiquetas te ‘encierran’ en un lugar de difícil escapatoria.

¡NO ETIQUETES!

Para terminar, no te olvides de que para poder respetar, aceptar y reconocer a tu hij@ tienes que hacerlo primero contigo mismo. Sé ejemplo. Como dice Gandhi, ‘sé el cambio que quieres ver en el mundo’. Sé aquello que quieres ver en ell@s.

 

Si los quieres ver felices sé consciente primero de tu felicidad. Los niñ@s aprenden y se desarrollan por lo que hace el grande y no por lo que dice (Carl Jung)

  • Del 1 al 10, ¿cómo te sientes tú en estos momentos de tu vida? ¿Qué cambio en tu vida haría que aumentara tu puntuación un punto?

Dar ejemplo no es la principal forma de influir en los demás; es la única’.  Albert Einstein

Mi abuela siempre me decía que sonreír a las personas era el mejor regalo que podías hacerles. Hoy me doy cuenta de que con una sonrisa puedes llegar a cambiar a las personas.

Hay muchos estudios que demuestran que la Risa y el Buen Humor activan las defensas inmunológicas. Reír es una manifestación de alegría que definitivamente contribuye al buen estado de la salud física y mental. No hay duda de lo importante y bueno que es reír.

Intenta regalarles sonrisas a tus hij@s cada día. Crea un hogar lleno de humor y simpatía. Si es necesario, ponte a su nivel y experimenta lo que es volver a ser niño, que es sin duda, lo mejor del mundo.

Tus hijos no son tus hijos, poema de Kahlil Gibran

Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de si misma.

No vienen de ti, sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

 

 

 

Cuestionario

Tómate tu tiempo para responder tranquilamente a estas preguntas y profundiza tanto como desees. Esto es para ti para que crees consciencia de dónde estás y dónde te gustaría estar.

1. ¿Qué logros debes tener en tu vida para que consideres que tu vida ha valido la pena y ha sido satisfactoria, una vida de pocos o ningún arrepentimiento?

2. Si hubiera una pasión secreta en tu vida, ¿cuál sería?

3. ¿Cuál es tu rol y tu aportación al mundo o al futuro de tus hijos? ¿Cuál es tu legado?

4. Si tuvieras todo el dinero del mundo y no tuvieras miedo de nada, ¿qué cosas cambiarías de tu vida?

5. Si tuvieras un sueño que en cinco años pudieras alcanzar con la ayuda de un coach, ¿cuál sería ese sueño? ¿Qué crees que te podría aportar un coach?

6. ¿Qué echas de menos en tu vida? Si lo tuvieras, ¿cómo cambiaría tu vida? ¿Y la de tus hijos?

7. Imagina tu día ideal y haz una breve visualización de cómo sería. Si quieres luego puedes dibujarlo con todos los detalles. Imagina tu día ideal lleno de colores luminosos.

8. ¿Dónde te ves ahora versus tu día ideal? Ponte una nota entre el 1 y el 10, donde 10 significa que estás consiguiendo todo y menos de 10 es que tal vez haya cambios en tu vida que quieras hacer.

9. ¿Cuáles son estos cambios? ¿Qué necesitas equilibrar?

10. ¿Qué puedes hacer que esté bajo tu control para incrementar uno o dos puntos esa nota y acercarte a tu día ideal?

Abrir chat